Nuestros profesores

Maria del Rosario Bermudez
Directora Aprendemos Jugando.

INTEGRADOS CON LA FAMILIA

Todo Jardín Infantil…. necesita estar conectado con los padres de familia de sus niños. Son ellos los primeros educadores, los formadores naturales que imprimen desde el nacimiento un sello imborrable en la persona que se va a formar. Este niño que inicialmente dependerá  de ellos y se estructurará en hábitos, modales,  valores y experiencias que le brindarán aprendizaje y crecimiento personal  fundamentales para socializar y percibir el mundo.

Conocer a cada uno a través de la mirada de sus padres es fundamental porque ellos nos muestran la percepción integral que tienen de su hijo en el desarrollo personal (destrezas, habilidades, gustos, debilidades)  y  afectivo (carácter, sentimientos y emociones) frente al mundo que le rodea. Son generalmente objetivos y se muestran sinceros cuando encuentran la confianza para hacerlo y cuando desean involucrar a otro que les genera autoridad dentro del proceso de formación de su hijo(a).

Cuando casa-Jardín  son equipo y se apoyan permanentemente el niño se siente respaldado y genera un vinculo que le brinda seguridad y pertenencia, valores  que le facilitan comprometerse en su proceso de formación siendo protagonista.

Cuando la educación que se imparte Casa-Jardín va de la mano y se maneja un mismo lenguaje se abre la puerta a la adaptación de normas, al manejo de la disciplina, al sentido de convivencia, al valor de la responsabilidad y  al compromiso personal de crecer y ser cada día mejor.

El secreto de una “educación con sentido” es la integración  entre  padres de familia e  Institución Educativa  relación  que genera en el educando un vínculo sano, fuerte, comprometido y  auténtico dentro de su formación donde se aprende de verdad, se es feliz y se reta en lograr metas por difíciles que estas sean

El compromiso de formar en este momento es de todos, pensar en la individualidad y asumir la educación como un acto de amor hacia el otro, es dar y recibir, es desarrollar todo el  potencial que posee cada ser  humano dentro de su diferencia y unidad personal.

El Jardín Infantil  y  el Colegio deben imprimir estrategias de trabajo que le permita al niño y joven de hoy través de opciones académicas y formativas encontrar la forma de aprender de verdad con motivación, participación y responsabilidad disfrutando plenamente del aprendizaje donde el método que se emplea  marque realmente la diferencia y todos puedan aprender sin excepción, jugando y divirtiéndose.

Cuando este proceso se da el padre de familia plenamente satisfecho hace parte de la formación de su hijo y se integra naturalmente, participa con gusto de las diferentes actividades que se promueven, aporta ideas significativas y desarrolla proyectos de interés común que fortalecen el aprendizaje no solo de su hijo sino de la Comunidad…

Conocer muy bien la misión (razón de ser y existir de la Institución Educativa), la visión (como el estado deseado), los principios (que rigen el orden y la participación), el perfil del estudiante ( que nos muestra  hacia dónde vamos y con quienes) y el Manual de Convivencia (que imprime el comportamiento de la Comunidad Educativa frente al reto de educar) es lo que todo padre de familia debe saber del Jardín Infantil y/o Colegio con el cual va establecer una relación permanente dentro del ciclo de formación de su hijo(a) ya que la buena comunicación y el entendimiento real permitirán trabajar juntos , apoyarse, buscar soluciones y  aprender a vivir juntos para lograr en el niño (a) la formación y aprendizaje que necesita para crecer, exigirse, retarse y competir sanamente en el mundo de hoy.